Etiquetas

, , , , ,

Hoy en día ya nadie pone en duda que las chaquetas de Don Draper, sus gafas de estilo aviador y los vestidos lady de Betty están de moda. Una temporada más, los 60 se sitúan en primera línea, compitiendo con estilos más desenfadados, roqueros y coloristas.

Ellos han puesto de relevancia lo que habíamos ignorado: que nos gusta el refinamiento, el lujo y las reglas del American way of life (el estilo de vida americano).

Después de la Segunda Guerra Mundial y con el estallido de la Guerra Fría los gobernantes de Estados Unidos (primero Truman y después Eisenhower) iniciaron campañas para potenciar la cultura modélica del país y oponer una clara resistencia a las posturas marxistas de la URSS.

Se impuso una cultura de consumismo y se estableció el modelo familiar. La mujer, servicial y atenta con su esposo, encargado del sustento familiar. El hombre trabajador que es cortés y educado con las mujeres a las que desea y al mismo tiempo infravalora. Frente a lo que se presentaba como la barbarie comunista, los americanos vendieron un mundo de perfecto orden.

Gracias a Jaqueline Kennedy, Estados Unidos logró esa visibilidad que necesitaba y en cada hogar las mujeres copiaban sus chaquetas de Chanel, sus casquetes, su forma de sentarse, de levantarse. Era una mujer deseada por los hombres y por las mujeres. Ellas querían ser como Jackie y ellos quería a Jackie.

Los cócteles, las copas, la mantelería perfecta y barbacoas los fines de semana, Jackie Kennedy… todo está presente en ‘Mad Men y, sobre todo, en Betty.

A lo largo de toda la serie y mayoritariamente en las dos primeras temporadas, Betty es la encarnación de al perfecta ama de casa estadounidense: prepara la cena de su marido, atiende a los niños, organiza cenas maravillosas y siempre va impecable. Ya sea con sus vestidos evasé de flores, las camisas de seda o los pantalones de montar, Betty nunca descuida su imagen. Ni siquiera cuando fuma olvida cómo coger de forma correcta el cigarrillo.

 

Y, como buena mujer, Betty intenta trasmitir todo su conocimiento a su hija Sally. Sin embargo, aunque la primogénita de los Draper sabe preparar cóceteles para su padre y los amigos de este y ha aprendido a sentarse correctamente en la mesa no está tan dispuesta como su madre a ser una chica refinada.

 

Viendo el éxtio de ‘Mad Men’ y la facilidad de la serie para contar problemas actuales de una forma elegante y recordar al mismo tiempo que somos lo que somos en parte por culpa de lo que copiamos de los estadounidenses; los productores del país de las oportunidades estrenan dos nuevas series con el estilo de vida americano como telón de fondo.

La primera de ellas es ‘The Playboy Club‘ y viene de la mano de NBC.

Ambientada en el Chicago de los 60 la serie narra la historia del primer club de la empresa que se abrió en la ciudad y por ella pasarán muchos hombres, con sus respectivos modales, miedos e ideas. Y las chicas crearan su propio estilo, combinando los modales aprendidos de las respectivas Bettys Draper y su rebeldía.

De una forma más liberal, ‘The Playboy Club’ nos muestra el lado más pícaro de la sociedad. Las corbatas, siempre impecables, se aflojan ligeramente al caer la noche. Una vez entregada la llave, todos los sueños se hacen realidad.

Para un público más generalista; la ABC se suma al carro de las series de época con ‘Pan Am‘, la historia de unas azafatas de la conocida aerolínea estadounidense nada convencionales. Son cultas, refinadas y derrochan glamour, sin embargo cuando se bajan de las nubes demuestran que el espionaje, las traiciones y las apariencias son lo suyo.

Tres formas de ver una misma época y un mismo modo de vida. Mucho refinamiento, educación, formas y normas de cortesía para crear un estilo en el que las apariencias lo son todo. El American Way of Life se basa, sobre todo en el qué dirán pero oye, si aprendiéramos un poco de la educación y los modales que se ven en estas series igual las cosas nos irían mejor.

Yo de momento voy a ver las series para perfeccionar mis habilidades como anfitriona y espía.

PD: Si seguiís interesados en aprender más del American Way of Life de una forma práctica observad a Martha Stewart y a Bree Mason Van De Kamp Hodge (‘Desperate Housewives‘) aunque de las vecinas de Wisteria Lane hablaremos más a fondo otro día.

Anuncios