Etiquetas

,

El escritor británico Gilbert Keith Chesterton dijo una vez que “los cuentos de hadas son más que reales, no porque les enseñen a los niños que existen los dragones (ellos ya creen en dragones) sino porque les enseñan que se puede derrotar a un dragón”. Y las productoras han decidido que es hora de rescatar las viejas historias de nuestra infancia.

¿Qué hace que Caperucita Roja, La Sirenita, Pulgarcito o Hansel y Gretel sean historias tan atractivas? Bueno, es obvio, hay héroes (desde la valerosa e independiente Bella hasta el intrépido Pulgarcito pasando por el negligente Pinocho) y villanos malvados (la madrastra de Blancanieves, el lobo de Caperucita…), existe una aventura y un aprendizaje y siempre acaba triunfando el bien, al menos en la versión edulcorada que nos contaban de pequeños.

Además, los cuentos fantásticos siempre nos recuerdan, como decía Chesterton, que todo es posible y que lo que vemos no es más que una parte de lo que existe. En tiempos de crisis, cuando más hace falta alejarse de lo que vemos en las calles y en los telediarios, los cuentos fantásticos renacen con fuerza.

En Hollywood preparan dos versiones de Blancanieves con Kirsten Stewart y Lily Collins respectivamente, y en España, Maribel Verdú interpretará a la malvada madrastra en la versión patria del cuento clásico.

Las cadenas de televisión no se quieren quedar atrás y para ello esta temporada los cuentos de hadas resucitan ante nuestros ojos:

La primera en llegar es Grimm, una serie de la NBC que adapta los relatos de los famosos hermanos a una historia de detectives.

El drama narra la historia del detective Nick Burkhartd, quien un día comienza a ver cosas extrañas y descubre que es un Grimm, miembro de una orden ancestral de cazadores de lo sobrenatural.

El trailer recuerda mucho a otra serie con criaturas fantásticas: Supernatural aunque es menos siniestra que la apuesta de The CW. Además el que haya un personaje que tenga que contarle todo al protagonista ya empieza a quedar un poco arcaico, sin embargo la revisión de los cuentos clásicos parece original y a aquellos a los que os gusten los procedimentales la serie ofrece un añadido y es que detrás de ella están Jim Kouf y David Greewalt, productores de Ángel y de Buffy, respectivamente.

En octubre otra cadena generalista, en este caso la ABC (que este año está tirando la casa por la ventana) estrena Once Upon a Time. La serie está protagonizada por Jennifer Morrison (la doctora Cameron en House y Zoey la última pretendiente de Ted Mosby) y detrás de ella están varios guionistas de Lost así que podemos esperar que haya una gran mitología detrás de la historia.

Morrison es Emma Swan, una joven de 28 años que un día recibe la visita de su hijo Henry, al que dio en adopción diez años antes. El niño le cuenta que ella viene del mundo de los cuentos de hadas y que es en realidad la hija perdida de Blancanieves y el Príncipe Encantador. Todos los personajes del cuento están ahora en la tierra (en concreto en un pequeño pueblo de Maine) y nadie puede escapar del hechizo de la madrastra sin la ayuda de Emma.

De momento tiene buena pinta, aunque me parece una apuesta demasiado arriesgada que puede ser una gran serie o una soberana tomadura de pelo. Lo que está claro es que los que, como yo, devoramos cualquier cosa que huela a fantasía y a posibilidad de evadirse agradecemos el nuevo rumbo que están tomando las cadenas de televisión.

¿Y vosotros que opináis? ¿Os entran ganas de ver alguna de las series?

Anuncios