Etiquetas

, , , ,

El 5 de agosto de 1962 Marirlyn Monroe apareció muerta en su casa y durante todo este tiempo que hemos estado sin ella, Hollywood sigue buscando sucesora.

La más firme candidata a suceder a Norma Jeane como “la tentación rubia” es Scarlet Joshansson. Su melena rubia y sus curvas han provocado que muchas la vean como la reencarnación de Marilyn. Hace dos años, incluso se especuló que ella protagonizaría un biopic (una película basada en la vida real de un personaje) de la desgraciada diva.

Scarlett ha representado en más de una ocasión el papel de mujer deseada, de máxima ambición del placer masculino (Jonathan Rhys-Meyers se rindió a sus encantos, y Bradley Cooper engaño a Jennifer Connelly por ella). Sin embargo, en mi opinión, no llega al nivel de descuidada elegancia de Marilyn.

Scarlett interpreta a la pasión pura, la naturaleza desenfrenada. Es erotismo andante pero, y ahí entramos en apreciaciones personales, lo suyo es mostrar y no sugerir. No digo que no sea buena actriz y que no sea buena interpretando a seductoras pero creo que, el que tenga unos rasgos parecidos y sepan contonearse no significa que sea la nueva tentación rubia (además, Norma Jeane no era rubia al principio).

Marilyn sabía cómo mirar a cada hombre en cada momento. Colocaba sus manos en la forma correcta, coqueta y descuidada. Jugaba, se divertía y los conquistaba de una forma inocente perfectamente estudiada.

Esa aparición, dulce, pura, inocente… deja entrever algo del espíritu real de esa mujer rota y necesitada de amor que era Norma Jeane y, al mismo tiempo, representa una divinidad que los hombres desean y las mujeres envidiamos.

Otra actriz que intenta ser Marilyn, y que de hecho va a interpretarla en una película es Michelle Williams.

La cinta: ‘My week with Marilyn’. Tiene previsto su estreno para finales de año y cuenta la historia de Colin Clark, un empleado de Lawrence Olivier que tuvo el trabajo de ocuparse de Marilyn durante el rodaje en Londres de ‘El príncipe y la corista’.

Os dejo las primeras imágenes que hay de Michelle interpretando a Marilyn.

En mi opinión,  derrocha más elegancia que Scarlett aunque su apariencia siempre ha sido demasiado fría, demasiado distante. Es muy madura y sus ojos no son tan pícaros como los de Marilyn. Estoy segura de que sabrá estar a la altura en su interpretación pero creo que, más allá de este papel, Michelle no es la nueva Marilyn.

Otra candidata que sonaba era Naomi Watts. Sin las características curvas que identificaban a Marilyn allá donde iba, la calidad de la australiana la ha colocado a la cabeza de este proyecto que aún está en desarrollo pero que nos ha traído una primera fotografía.

Esta es una Marilyn muy diva, demasiado y demasiado artificial. Watts ha seducido a los hombres pero el suyo siempre ha sido un juego más adulto, más intelectual.

Si yo tuviera que elegir a la mejor encarnación del espíritu de Marilyn hoy en día la afortunada sería Christina Hendricks y, sobre todo, su Joan de ‘Mad Men’.

El poderío de su Joan se esconde tras esos vestidos entallados y un andar elegante y cuidado. Es la jefa de las secretarias y aún llegará más alto en un mundo dominado por hombres machistas.

El mérito del personaje es de Christina y de los gestos  y matices que ella le ha dado por eso es más la versión que ella representa que un simple personaje. Christina es rubia natural que se ha teñido de pelirroja (justo al contrario que Marilyn) y se ha convertido en la nueva tentación.

Para mí ella representa las aristas que se dejaban entrever en Marilyn. Esa idea de “tú no me conoces, nunca me conocerás”. Hemos visto a Hendricks en multitud de situaciones diversas a lo largo de estas cuatro temporadas y en sus apariciones ne otras series y películas y siempre que la veo tengo la sensación de que veo lo que ella quiere que vea y por más cercana que pueda parecer hay una muralla invisible entre ella y el resto del mundo.

Aún así, Marilyn solo hay una. Ella no actuaba, intentaba escapar de su vida y de sus demonios mediante el cine. autodestructiva, enferme, con baja autoestima, deseserada por amar y ser amada, sexy,tímida, inalcanzable… así era Marilyn una diosa que intentó toda su vida escapar de su propio infierno.

¿Vosotros que opináis? ¿Tenéis alguna otra Marilyn?

Actualización: Gracias a ‘Smash’ podemos seguir el proceso de la búsqueda de Marilyn. La serie, en vez de apostar todas sus cartas a una Marilyn cuenta con dos actrices para encarnar las dos caras de Norma Jean. Definitivamente, no hay una sola mujer que pueda ser la tentación rubia.

Anuncios