Etiquetas

, ,

Reconozco que desde que empecé a ver Lost me he vuelto una paranoica de las conspiraciones, al menos en lo que al mundo seriófilo se refiere. Con esos puzzles interminables, pistas que aparecían en lugares imposibles y multitud de teorías que se formaban y desechaban cada semana. La serie era como una muñeca rusa: cuando conseguías averiguar algo descubrías una nueva pregunta sin respuesta.

Creo además que este tipo de shows es el que más implica al espectador, aunque sea de forma ilusoria (después de todo, no porque pensemos una cosa y la comentemos, los guionistas van a incluirla en su serie). No es como un procedimental policíaco en el que en cada capítulo juegas a averiguar el culpable y en cuanto el malo está en la cárcel apagamos la tele (o el ordenador) y a otra cosa. No, en las series tipo Lost o Alias, la historia empieza cuando acaba el capítulo. Nos conectamos a chats, páginas, foros… cualquier lugar en el que expresar nuestras opiniones y resolver las dudas que nos suscita lo que vemos.

Cuando una serie consigue provocarme eso, engancharme de tal modo que cada día sin capítulo y sin noticias nuevas se me hace eterna, me enamoro un poco más de la ficción.

Siendo así, comprenderéis que ante estas dos propuestas que os traigo hoy esté bastante emocionada. Las dos son propuestas de la misma mente, amada y odiada a partes iguales: J.J. Abrams.

La primera es de Fox y se llama Alcatraz.

Con ese título es bastante fácil adivinar de que va, ¿no? Bueno, siendo J.J. Abrams nada es tan sencillo como parece. Sarah Jones (Sons of Anarchy) es una obsesionada detective de San Francisco que es enviada por el FBI a resolver la extraña “aparición” de presos y guardias que se desvanecieron de la prisión de Alcatraz en 1963. Obviamente, la cuestión no es que los presos aparecerán y todo irá como si nada, ¿Qué pasó? ¿Quién está detrás de todo? ¿Qué sucederá ahora?

Como habreis podido ver también está Jorge García (Lost), que será el compañero de Jones en su investigación. El trío policial lo completa Sam Neil (Parque Jurásico, The Tudors…).

La serie tiene bastantes similitudes con Lost: una isla, apariciones y desapariciones misteriosas, una conspiración… pero esperemos que tenga las diferencias suficientes para no ser un clon de la famosa serie.

A mí el argumento me recuerda bastante al de Los 4400: gente que desaparece y luego reaparece sin que el paso del tiempo les haya afectado en su aspecto físico pero sí internamente y tienen ahora una nueva misión, agentes que intentan descubrir la verdad y que están involucrados personalmente en el suceso… En aquella serie todo respondía a un plan ideado por lo humanos del futuro para salvar nuestro planeta, y a partir de marzo averiguaremos si Alcatraz sigue una teoría similar.

La otra propuesta de Abrams se emitirá en la CBS y se llama Person of interest.

Está protagonizada por James Caviezel y Michael Emerson (otro Lostie, o mejor dicho un Other) y coproducida por Jonathan Nolan (sí, el hermano de Christopher Nolan). En ella, Emerson es un billonario que ha hecho su fortuna gracias a un software de vigilancia que permite saber con seguridad qué personas están a punto de cometer un crimen. Así contrata a Caviezel, un ex agente de la CIA para detener a los criminales de Nueva York antes de que puedan cometer sus delitos.

Otra vez la idea me suena conocida: en este caso a Minority Report. Aunque en este caso parece que la ciencia ficción se disfraza de realismo y artesanía (ese tablón con los hilos, las fotos y los números).

Llama la atención que siendo una historia de Abrams no parezca ser nada más que un procedimental pero teniendo al “bueno” de Benjamin Linus protagonizando la serie no creo que lo qeu se dice en la sinopsis sea todo lo que la serie nos vaya a dar.

No hay duda de que Abrams sabe hacer comienzos interesantes e intrigantes, la cuestión es ¿conseguirán sus series mantener el nivel durante más de dos capítulos? ¿Abrams controlará la historia o esta se volverá tan grande que se comerá al productor?

PD: La Sexta ha comprado los derechos de ambas series para emitirlas en España así que ya no tenéis la excusa del inglés para no verlas.

Anuncios