Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Hoy se ha presentado en Venecia una cinta muy interesante, no solo por la historia narrada sino también por los nombres asociados a la película.

A dangerous method, es el título de la nueva apuesta de David Cronenberg, un drama histórico cuyo trío protagonista son Viggo Mortensen (en su tercera colaboración con director canadiense), Keira Knightley y Michael Fassbender quien, aunque ya lleva varios años actuando, no despuntó hasta Inglorius Basterds y sobre todo hasta X-Men: First Class.

Mortensen y Fassbender interpretan a Sigmund Freud y Carl Jung, dos de los padres de la psicología moderna. Su relación de amistad peligrará tras la llegada de Sabina Spielrein (Knightley) una paciente mental que el dúo deberá tratar. Pronto Jung tendrá más que un interés profesional en la joven, lo que tiene consecuencias peligrosas.

El equipo artístico posa en el pantalán de Venecia foto: gettyimages. com

Por lo que podemos ver en el trailer, la película explora los instintos sexuales del hombre en una búsqueda por comprender cómo Freud y Jung establecieron sus teorías (recordad que para Freud la culpa de todos nuestros gustos sexuales procede de una relación turbia con nuestros padres).

Cronenberg presenta una puesta en escena muy cuidada, con un vestuario muy detallista y unos decorados espectaculares. Además la fotografía más limpia que la de EasternPromises, con ese afán de esterilizar todo y alejarlo de la realidad (al fin y al cabo esto es una película y no un documental).

Os lo he traído en versión original subtitulado para que podáis apreciar los matices en los acentos de Mortensen y Fassbender.

El vestido de Keira Knightley es de Mary Ktrantzou, una diseñadora griega cuyos diseños combinan estampados abstractos con otros más hiperrealistas e incluso surrealistas. Sin duda es el traje adecuado para presentar una cinta sobre psicólogos.

Keira Knightley en el photocall foto: gettyimages. com

El traje, con un corte ladylike le sienta estupendamente y con tiene un colorido muy juvenil. Ella lo ha combinado con unos salones con plataforma en color nude y sobre todo, con ese corte tan sofisticado. Una mezcla perfecta entre jovialidad y seriedad.

Entre los hombres de la película; el más elegante ha sido Viggo Mortensen, con ese traje gris perla y camisa negra (mención aparte tiene ese bolso que lleva en la mano, muy femenino y nada apropiado, pero a saber si se lo acaban de dar). Fassbender, con vaqueros desgastados y sandalias de cuero va más adecuado para tomar algo en una terraza que para presentar una película en un festival.

Esperemos que por la noche todos luzcan sus mejores galas y su película sea bien acogida. Tanto como la cinta de Polanski, que ayer encandiló a los críticos y demás asistentes a la premiere de su Carnage. Todos ovacionaron la sátira de Polanski y la labor de sus actores a la hora de interpretar a estas dos parejas ahogadas por las apariencias.

Muy diferente fue el recibimiento de W.E. la segunda incursión de Madonna en la dirección cinematográfica. La revisión de la historia de amor entre Wallis Simpson y Eduardo VII ha sido criticada por su aparente flaqueza en el guión. Además la crítica considera que los diálogos son pobres y los personajes planos y que las historias no están bien conectadas. Eso sí, la mayoría alaba la fotografía y el trabajo de Andrea Riseborough.

Anuncios