Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

El tercer día de la Biennale tiene un marcado acento inglés. Por la mañana Keira Knightley acudió a la presentación de A dangerous mind, y poco después le llegó el turno a Kate Winslet quien promocionó su nuevo trabajo, la aclamada miniserie de la HBO, Mildred Pierce (ha acaparado 21 nominaciones en los Emmys)

Winslet es Mildred, una mujer divorciada en la Gran Depresión que abre un restaurante para sobrevivir al tiempo que trata de sobrellevar los ataques que su hija mayor lanza contra ella.

Con ella estuvo también Evan Rachel Wood, que interpreta a la snob hija de Mildred y su antagonista principal, una niña que siempre lo ha tenido todo pero que nunca tiene suficiente y que descarga en su madre todo su veneno.

Para la presentación, las dos actrices han optado por pantalones. Kate Winslet llevaba un look total black con shorts, camisa y blazer en negro; así como peep toes de Jimmy Choo también en ese color. Con el pelo recogido de forma natural, la actriz británica estaba resplandeciente y muy profesional.

Su compañera, Evan Rachel Wood, optó por un conjunto más informal. Con pitillos negros, blusa blanca y chaleco, la que fuera novia de Marilyn Mason, no estaba a la altura de Winslet.

Las dos actrices posan juntas en el photocall de "Mildred Pierce" foto: getty images. com

Ya de noche, con las luces encendidas, la alfombra estirada y los flashes de los fotógrafos a lo largo de la pasarela, las actrices se pusieron sus ropas de gala.

Siguiendo en la línea iniciada ayer, Kate Winslet optó por lucir un traje de un diseñador británico y huir de los grandes vestidos hasta los pies. Se presentó con un vestido reloj de arena de Stella McCartney en beige y negro de la colección otoño-invierno 2011-2012. Las marcas negras laterales realzan las curvas de Kate creando una figura envidiable.El cuello halter enmarcaba sus hombros y le conferían fuerza al conjunto.

Otra vez con el pelo recogido, aunque más natural que en la premier de Carnage y con un brazalete de plata engarzada como complemento Kate derrochó confianza, seguridad y belleza sobre la alfombra roja.

Kate Winslet dice "aquí estoy yo" a los fotógrafos. foto: getty images. com

Su compañera, Evan Rachel Wood, eligió el negro y apareció con un vestido por los tobillos de Alessandra Rich de este otoño. El diseño, de falda recta con una abertura lateral y cuerpo de encaje le dan un aire muy sofisticado, que me recuerda mucho a Rita Hayworth y a su Gilda. Lo completa con unos altísimos tacones de Christian Louboutin

Ella lo luce estupendamente y el aire de inocencia sesentera que le proporcionan esa fina diadema negra y el maquillaje hacen que el conjunto suba varios puntos.

Evan Rachel Wood en la permier de "Mildred Pierce" foto: getty images. com

Volvemos hacia Inglaterra con Keira Knightley, que acudió con un diseño de Valentino en tonos cobres y oros, de tul bordado. Con manga larga, hombros ligeramente abullonados, cuello bebé y largo hasta los pies el traje parece sacado de finales del siglo XIX o principios del XX (¿Keira está eligiendo trajes que nos recuerden la película que viene a presentar?).

Keira Knightley como un retrato del pasado en la 68ª edición del Festival de cine de Venecia. foto getty images. com

El peinado, con raya al medio y recogido suave, también recuerda mucho a otras épocas. Aunque Keira lo luce con mucha fuerza y lo realza siento que le falta algo, un toque de color quizás, para sacarle todo el partido al vestido.

El equipo posó al completo para los medios antes de entrar en la sala de proyecciones donde A dangerous method fue aplaudida por los asistentes. Como siempre, el más protocolario y el que más sabe estar fue Viggo Mortensen con smoking y pajarita.

Michael Fassbende acudió con traje negro y corbata gris perla y demostró que sí que sabe vestirse cuando la ocasión lo merece (no entiendo entonces qué le pasó pro la mañana) y que viene pisando fuerte para ocupar un puesto como galán de Hollywood.

El elenco de "A dangerous method" en Venecia foto: getty images. com

A Venecia acudió también Monica Bellucci; la actriz italiana presentaba su última película Un été Brûlant, que fue abucheada en la sala de proyecciones. La cinta ha sido definida como “una historia de amor a la francesa” y se introduce dentro del cine de autor, con un público objetivo limitado.

Antes de que todo eso pasara, Bellucci desfiló por el paseo con un traje que intentaba traer a la memoria la voluptuosidad y carnosidad de las actrices italianas y sobre todo de Sofía Loren y de la propia Bellucci. sin embargo el traje elegido, negro de encaje con gran escote y finas asas no acababa de favorecerle. Por si fuera poco llevaba el chal cosido a las asas (cosa muy común en estos casos) caído, de tal modo que parecía una antigua cíngara a punto de leerle la mano a Louis Garrel su pareja en el filme (que dirige el padre de Garrale, Phillippe Garrel y en la que también participan su madre y su abuelo).

Mónica Bellucci y Louis Garrel, la pareja protagonista de "Un été brûlant", foto getty images. com

Os traigo el trailer de esta historia sobre los amores compartidos. Está en francés y no lo encontré subtitulado pero la idea se coge bastante bien.

Por último, Venecia acogió otra presentación, la de The socerer and the white snake, una cinta china, remake de Green Snake, protagonizada por Jet-Li que no entra a concurso.

El actor interpreta a un monje que se interpone entre el amor de un humano y un demonio serpiente. La historia es en China como un cuento infantil que se transmite de generación en generación (es algo así como nuestra Cenicienta, o La bella y la Bestia). El propio Jet- comentó que intentaban hacer una cinta para adultos con el fondo de la historia de amor.

El elenco te "The sorcerer and the white snake" en el festival de Venecia. foto: getty images. com

De sus compañeras de reparto, destaco a Shengyi Huang, que interpreta a White Snake (el demonio que se enamora de un humano y trata de renunciar a su maldad, inmortalidad…).

La actriz Shengyi Huang en Venecia foto: getty images. com

Su traje, de palabra de honor rosa palo o nude (lo veo más rosa que beige pero puede ser sensación de la fotografía) con plumas en el escote y a lo largo del vestido me parece de una gran delicadeza y creo que le sienta a la perfección.Ella está pletórica y transmite esa energía al vestido, además lleva los complementos justos (unos pequeños pendientes y un clutch) y el pelo suelto, marcando aún más esa idea de ligereza.

De todo lo visto hoy creo que es mi favorito como vestido para una alfombra roja, aunque no puedo olvidarme de Kate Winslet y su fuerza en el paseo. ¿Vosotros con cuál os quedáis?

En cuanto a las películas, de todo lo presentado hoy mis opciones son Mildred Pierce y A dangerous method, aunque si The Sorcerer and the white snake no se limita solo a escena de acción (que por muy bellas que sean y por muy bien coreografiadas que estén siguen siendo peleas) también merece la pena seguirle la pista.

Anuncios