Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Después de un pequeño parón regresamos a la Mostra de Venecia y lo hacemos a lo grande porque Steven Soderbergh presentó ayer en la ciudad de los canales su última película, Contagion (la antepenúltima antes de que Soderbergh se tome su descanso).

Con él fueron varios de los protagonista de la cinta (faltó Kate Winslet, que después de estar tres días en Venecia se ausentó para acudir a una boda; y Jude Law que está rodando otra película en estos momentos).

Matt Damon, Gwineth Paltrow, Laurence Fishburne y Steven Soderbergh posan para los medios de comunicación. Foto: getty images. com

El thriller, se centra en la aparición de un extraño virus que se transmite por el aire y mata en cuestión de días propagando el pánico entre la población y poniendo en peligro nuestro mundo. La premisa no es original pero en manos de Soderbergh la historia adquiere una identidad propia, empezando por convertirla en una historia coral en la que las “estrellas” no son intocables por el hecho de tener un caché más elevado.

Ya sé que no se puede afirmar nada viendo solo un trailer pero po rlo que parece a primera vista, esto va a ser un drama sobre cómo el miedo es al final el que más nos detruye a todos y como los enemigos que no podemos ver son aquellos que más daño nos hacen.

En la presentación de la mañana y ante la ausencia de Kate Winslet, Gwyneth Paltrow fue la gran estrella. Luciendo su característico moreno californiano, la protagonista de Seven y Shakespeare in Love derrochó estilo con un mini vestido de Prada en color coral que se anudaba a la cintura con un fino cinturón negro.

Dejando todo el protagonismo para el vestido, Paltrow optó por lucir unos snecillos peep toes de Nicholas Kirwood de flores de crema bordadas sobre un fondo azul marino.

Gwyneth Paltrow viste un diseño de Prada en Venecia foto: getty images. com

Sus compañeros de reparto fueron más informales y mientras Fishburne se decantó por el malva tanto para la cimasa como para los pantalones (de lino ambas prendas), Matt Damon prefirió pantalones vaqueros y jersey tostado. Steven Soderbergh, algo más formal, combinó sus pantalones blancos con una camisa azul y una americana.

Por la noche y tal vez en previsión de los aplausos que recibirían por la cinta, todos acudieron de punta en blanco. Laurence Fishburne cambió su traje de lino por un traje chaqueta con camisa malva. Steven Soderbergh y Matt Damon optaron por un look más clásico y combinaron sus trajes con camisas claras.

El elenco técnico y artístico de “Contagion” en la alfombra roja de Venecia foto: getty images. com

Gwyneth Paltrow volvió  acaparar la atención de los fotógrados al posar con un elegante Prada en color maquillaje de escote halter, espalda al aire y un precioso lazo de organza anudado al cuello. Lo complementó con un clutch, también de Prada (el Cipria Raso) y unos peep toes con plataforma en color rosa palo de la misma marca (el modelo Vernice).

Gwyneth Paltrow, toda de Prada, en la premiere de “Contagion”. Foto: getty images. com

En cuanto a maquillaje y peluquería prefirió algo natural, seguramente para aligerar el traje. Con un recogido o un maquillaje más marcado el resultado habría sido demasiado elaborado, muy barroco. Con los pendientes como única joya está, simplemente, perfecta.

Contagion fue acogiddo con grandes apalusos en Venecia sobre todo teniendo en cuenta que se presentaba fuera de concurso. Muchos alaban el gran hacer del cineasta y lamentan ese parón que tiene pensado hacer en el 2014.

Hasta la ciudad de las góndolas acudió también Al Pacino, con doble fin: por un lado, presentar su película como director, Wilde Salome; y por el otro, recibir el premio Jaeger-Le Couture Glory to the Filmmaker por toda su carrera. El actor y director posó con Jessica Chastain, protagonista de la película que narra la historia de la creación de Salomé, la obra de teatro escrita pro Oscar Wilde (interpretado por Al Pacino, que también es el responsable del guión).

Mientras por el día, ambos se decantaron por un look más informal, por la noche Jessica echó toda la carne en el asador y dejó a todo el mundo con la boca abierta gracias a un Eliee Saab de ensueño en color nude con espalda al aire con bordados y encaje distribuído en cascada a lo largo del vestido.

Jessica Chastain se pasea por la Mostra de Venecia. Foto: getty images. com

Hay que alabar la caída de los vestidos de Eliee Saab. los patrones y los cortes de los vestidos están pensados para elevar a su dueña. Realmente parece de Jessica se deslice.

El color, con matices dorados le sienta estupendamente y el tono cobrizo de su pelirrojo actúa como el complemento idóneo del vestido. Jessica todavía tiene varios estrenos pendientes y oiremos hablar mucho de ella pero parece que ya sabe como ir ganándose un hueco fuera de la pantalla.

Ella fue la encargada de otorgarle a Al Pacino el premio por su trayectoria, un Al Pacino que acudió con un look un tanto desacertado. Con un traje negro brillante y casia de seda abierta y por fuera del pantalón, el actor de The Godfather agradeció un premio del que “no sabía apenas nada” com reconoció por la mañana.

Al Pacino recogió un premio a su carrera en el festival de Venecia. Foto: getty images. com

Su atuendo pijamero no es, sin embargo lo que más me ha llamado la atención. Quien fue un sex symbol en su época es hoy un actor con melena desarreglada y tanto bótox en la cara como Nicole Kidman, al menos eso no parece haber afectado sus dotes como director y como actor ya que su Wilde Salome fue muy aplaudida.

Otro actor inscrito en el club de los desarreglados es Michael Fassbender. Si ya hace unos días se presentaba a la rueda de prensa de A dangerous method con un look de chiringuito, para la presentación de Shame, su vestimenta no era muy diferente. Con pantalón vaquero desgastado (más oscuro que dos días antes) y jersey fino en gris, el intérprete alemán exhibió una sonrisa que no ha perdido en su estancia en Venecia.

Michael Fassbender presentó “Shame” en Venecia. Foto: getty images. com

La cinta está dirigida por Steve McQueen (no está relacionado con el actor de La huida), responsable de Hunger, la historia sobre la huelga de hambre de Bobby Sands un militante del IRA (la cinta también estuvo protagonizada por Fassbender). En esta ocasión McQueen se centra en la adicción al sexo para narrar como la propia libertad del hombre lo acaba encerrando.

El propio McQueen admitió que sin la participación de Fassbender el filme no se podría haber realizado ya que el tema es muy controvertido aunque la forma de abordarlo lo sitúa al mismo nivel de destrucción que cualquier otra adicción o exceso. El mundo. es ha calificado la cinta como “auténtica obra maestra”. También alaban la labor de Carey Mulligan que interpreta a la hermana menor de Fassbender en la película.

Michael Fassbender con la guionista Abi Morgan y Steve McQeen, director de “Shame”. Foto: getty images. com

Todavía faltan varios días para que se cierre la 68 edición del Festival de cine de Venecia pero si seguimos a este nivel puede que sea uno de los años con más calidad.

Anuncios