Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Aprovechando que comienza la Cibeles Madrid Fashion Week y que es viernes, rescato esta sección semanal con un complemento que me encanta y que va a dar que hablar este otoño-invierno: me refiero al sombrero Fedora.

Estoy segura de que habéis oído hablar de este tipo de sombreros pero para los que no lo sepáis o queráis descubrir algo más sobre la prenda, bienvenidos a la sexta edición del Diccionario Moda-Español.

El sombrero Fedora es un sombrero de ala ancha, de fieltro y muy similar al Borsalino con una corona triangular. Se diferencia también del Borsalino sobre todo en su tejido y en que, por lo general, su ala es mucho más ancha. Tiene además una banda entre la corona y el ala que se cierra con un lazo.

Gucci y el regreso de los años 40

Su nombre se debe a la obra de teatro de Victorien Sardou, Fedora, de 1882. La protagonista del espectáculo, Sarah Bernhardt utilizó este modelo de sombrero popularizándolo y otorgándole un nombre. Las damas de las clases media-alta y alta se rindieron rápidamente a sus pies y pronto los hombres las siguieron ya que la amplitud del sombrero permitía resguardarse de las inclemencias del tiempo (lluvia, viento, frío) al tiempo que le añadía un toque de elegancia.

Más tarde y tras la promulgación de la Ley Seca el Fedora fue el sello de identidad de los gángsters y criminales que ocultaban su rostro tras el fieltro; llegaron además las cintas de detectives y, sobre todo, Humphrey Bogart. Él hizo de la gabardina y del sombrero Fedora sus señas de identidad.

Es imposible pensar en Bogart, o en “Casablanca” y no acordarse de esos sombreros

Las mujeres siguieron apostando por este complemento ya que confiere fuerza al estilismo, como representa Marlene Dietrich el ejemplo más claro de esa masculinidad femenina. También en los 60 los hombres continuaron llevándolos y algunas mujeres que optaban por un look más masculino.

Don Drapper sabe que con un buen Fedora consigue seducir a las féminas.

Durante los 70 el sombrero cayó en el olvido y tuvo que esperar hasta que en los ochenta, un joven cineasta decidiera utilizarlo como accesorio para el protagonista de su cinta de aventuras sobre un famoso arqueólogo para volver a situarse en primera plana. El director era Steven Spielberg y la película ‘Indiana Jones’ (el personaje de Indiana bebe mucho del espíritu de Bogart y los oscuros detectives de los cuarenta y cincuenta).

El Fedora era muy práctico para esconder la cara de Harrison Ford y poder utilizar dobles en las escenas de acción

A mí me parece un sombrero que siempre me levanta la moral, tal vez por ese espíritu de los gángsters o por la elegancia de los años 40. Además se puede usar como broche para un look más informal y actual, con cazadora y vaqueros, o camisa de leñador. Esa es la opción de una de las parejas del momento y de las más estilosas, la de Diane Kruger y Joshua Jackson. ambos consiguen que su outfit gane glamour simplemente utilizando el sombrero adecuado.

Diane Kruger y Joshua Jackson, con sombreros Fedora y un look informal

O también se puede optar por el espíritu más popular con pantalones de traje, gabardinas, grandes abrigos y estolas de piel y vestidos de estilo años 40. En ese caso, asegúrate de que tus prendas masculinas se complementen con otras muy femeninas (pantalones sastre con camisas de seda, grandes abrigos masculinos con vestidos de flores como los que propone Miu Miu)

Gucci rescata los años 40 de un modo colorido y personal.

Además es un sombrero que sienta bien tanto si tienes el pelo largo como si lo tienes corto y optas por una imagen más andrógina. Eso sí, a la hora de elegir el sombrero es importante tener en cuenta una serie de cuestiones: si eres de estatura baja o muy menuda entonces debes apostar por un Fedora con ala estrecha para que tu cabeza no desentone con el resto de tu figura. En cambio si tienes los hombros y las cadenas anchas entonces debes llevar el sombrero con grandes alas para equilibrar la figura y que tu cabeza no parezca demasiado pequeña en comparación con tu cuerpo. Si quieres añadirle un toque más sexy, ladeálo ligeramente hacia arriba o hacia un lado pero asegúrate de que sigue tapándote la cabeza, que, al fin y al cabo es un sombrero y debe protegerte.

Es una opción segura para este otoño tanto por sus líneas sugerentes y su simbolismo como por su practicidad. El fieltro protege del agua y las alas del sombrero impiden que el viento nos moleste. El Fedora es una apuesta segura y siempre añade un plus a tu armario.

 

Anuncios