Etiquetas

, , , , , ,

Y después del paseo por la alfombra, de las charlas relajadas entre Gwyneth Paltrow y sus chicos de ‘Glee’ y de los saludos cordiales a los medios de comunicación llegó el momento de ponerse serios, o todo lo serio que se puede ser hablando de los premios de la televisión.

Jane Lynch cumplió con su papel como maestra de ceremonias y sus diálogos y bailes animaron a más de uno. Por no hablar de comenzar con esa parodia de ‘Fringe’ con el gran Leonard Nimoy.

También los “Emmytones” acapararon la atención, un coro compuesto por varios de los actores de comedia más famosos y que parecían un running gag con un acierto irregular.

Los “emmytones” están formados por lo mejor de cada casa. Foto: gettyimages. com

Después de un número musical con apariciones en distintas series, incluída Jane Lynch dio la bienvenida a los invitados a esta fiesta de la tele que se habían acercado hasta el teatro Nokia de Los Ángeles. ¿Y qué mejor forma de empezar que con algo de divertido para animar a los asistentes? De ese modo la gala comenzó por la categoría de comedia y un año más, ‘Modern Family’ arrasó: la serie se alzó con las estatuíllas a mejor comedia, mejor director, mejor guión, mejor actriz de reparto y mejor actor de reparto (en esta categoría cuatro de los seis nominados eran de la serie de la ABC). Aunque la noticia no era ninguna sorpresa sí que llama la atención que una serie consiga todos los premios a los que está nominada, ¿cuánto durará la supremacía de ‘Modern Family’?

El equipo técnico y artístico de “Modern Family” subió al escenario para recoger el premio a mejor comedia. Foto:gettyimages. com

A pesar de que la despedida de Steve Carell de ‘The Office’ podía haber supuesto un Emmy para él en la categoría de protagonista masculino de comedia como reconocimiento a su personaje, el cómico no tuvo esa suerte y el galardón recayó un año más en Jim Parsons que estaba visiblemente nervioso.

Como si de Miss Universo se tratara, las nominadas a mejor actriz de comedia subieron al escenario del teatro Nokia para escuchar agarradas de la mano, el veredicto. La vencedora fue Melissa MacCarthy gracias a su papel en la serie ‘Mike&Molly’. Rob Lowe y Sofía Vergara le entregaron un ramo de flores y una corona y el resto de las nominadas la abrazo entre gritos y aplausos (como buenas actrices, todas fingieron muy bien su alegría). La que fuera la dulce y neurótica cocinera Sookie de ‘Las chicas Gilmore’ agradeció muy emocionada el premio.

Melissa MacCarthy, exultante con su premio y su corona. Foto: gettyimages. com

Hablando de este tipo de productos, sería necesario recordar tanto a los premiados como a los guionistas de la gala que no es necesario hacer bromas todo el tiempo para ser divertido. Steven Levitan fue un claro ejemplo de cómo un buen guionista de comedia puede resultar exasperante cuando trata de hacerse el gracioso en un contexto formal.

Ya en drama el Emmy estuvo más repartido. La sorpresa de la noche la dio ‘Friday Night Ligths’, que se despidió de la parrilla este año y que siempre había sido muy valorada por la crítica sin recibir ningún premio que lo avalara. Su alma y protagonista masculino, Kyle Chandler superó a John Hamm (‘Mad Men’) y a Steve Buscemi (‘Broadwalk Empire’) los grandes favoritos en esta categoría.

En la categoría de actor de reparto, Peter Dincklage se alzó con el galardón. El actor recibió así el reconocimiento por su representación de Tyrion Lannister el personaje más completo y complejo de ‘Game Of Thrones’ y probablemente el único Lannister al que los fans de los Stark quieren (aunque muy pocos lo admitan en voz alta).

No hubo sorpresas en el apartado femenino, Julianna Margulies (‘The Good Wife’) en protagonista y Margo Martindale (‘Justified’) en actriz secundaria consiguieron los Emmys.

Las grandes perdedoras fueron ‘Mad Men’ y ‘Broadwalk Empire’. La serie de la AMC solo obtuvo el premio a mejor drama que la sigue consolidando como una serie a tener en cuenta. Por su parte, la hsitoria de la HBO sobre la Ley Seca se tuvo que conformar con el premio al mejor director. Martin Scorsese se mostraba muy feliz y emocionado de ganar su primer Emmy.

La categoría de Miniseries también dio sorpresas al quedarse Mildred Pierce sin el premio a mejor serie, que recayó en las manos de Downtown Abbey. La serie protagonizada por Kate Winslet vio premiada a su actriz protagonista y a Guy Pierce (en la categoría de actor de reparto). Magie Smith se hacía con el galardón a mejor actriz de reparto por Downtown Abbey y Barry Pepper recibió el de mejor actor por The Kennedys.

Kate Winslet, con un elegante diseño de Elie Saab recoge su Emmy por “Mildred Pierce”. Foto: gettyimages. com

Pero como siempre, lo mejor de la gala es lo que no se vio. Entre las bambalinsa, Charlie Sheen se encontró con Ashton Kutcher y le dio varios “consejos” para sobrevivir en ‘Two And a Half Men’. Ambos estuvieron enviandose tweets a lo largo de la noche, y aunque ante las cámaras parodiaron la situación, fuera de ellas fueron todo cortesía y amabilidad.

Charlie Sheen y Ashton Kutcher subieron esta foto a Twitter anoche

Además muchos de los actores aprovecharon los descansos para acudir a los stands patrocinados.

Mientras Ty burrell firmaba autógrafos y comía queso Jennifer Carpenter (la hermana de ‘Dexter’ y ex esposa de Michael C. Hall) se probaba distintos relojes. John Slattery (‘Mad Men’) prefirió algo más tecnológico y se acercó con su hijo pequeño a las pantallas que HP tenía dispuestas a lo largo del backstage. Allí, jugaron varias partidas de Angry Birds el juego de moda.

Foto: gettyimages. com

Una vez acabada la gala todos fueron a las distintas fiestas organizadas por las cadenas de televisión a disfrutar de forma relajada de una noche de diversión.

Anuncios