Etiquetas

, , , , , , , , ,

Como cada año por estas fechas ayer por la tarde-noche (madrugada española) tuvo lugar en Los Ángeles la entrega de los premios Primetime Emmy (los Emmys, vamos). Un galardón que se entrega cada 365 días  los mejores dentro de la pequeña pantalla.

Sin embargo, antes de que los asistentes se sentaran en el teatro de la ciudad californiana tuvieron que pasar el examen de la alfombra roja y este año, salvo deshonrosas excepciones todos aprobaron con nota. Predominaron los tonos cálidos, como el rojo como máximo representante (desde el carmín más potente hasta el rosa pasando por los tonos coral) y seguido por las gamas más cercanas de rosas y malvas demostrando que los Emmys no tienen nada que envidiar a los Oscar en cuanto a glamour romanticismo y magia.

Se nota que hacía calor que las actrices optaron por vestidos palabra de honor para dejar los hombros al descubierto y lucir sus distintos grados de moreno.

Con esas premisas establecidas es hora de analizar a las más guapas de la noche, aquellas que no solo llevaban un gran vestido sino también un buen peinado y maquillaje y ese magnetismo de las que saben que arrasan.

La primera en llegar fue Nina Dobrev, la insípida Elena de The Vampire Diaries (acudió también su pareja Ian Somerhalder, y compañero de rodaje).

Con un palabra de honor de Donna Karan en rojo, Dobrev se desmarcaba de la imagen de niña insulsa de su personaje.  El diseño le realza la figura y el largo sirena le sienta realmente bien. Aunque yo no soy una gran fan de esos doblados del vestido reconozco que le dan volumen y potencian el vestido.

El collar, de Neil Lane le da un toque romántico al conjunto, que se complementa con el pelo suelto. Simplemente espectacular.

Nina Dobrev posa en el photocall. Foto: gettyimages. com

También de rojo desfilo la actriz Lea Michele, con un precioso Marchesa de espalda al aire. La actriz de Glee también se quitó la máscara de niña buena con este diseño entallado. Me encanta el detalle de las rosas en el hombro, Lea es muy menuda y así su figura adquiere más presencia.

Al igual que Nina Dobrev, Lea optó por el pelo suelto, aunque en un liso tabla. Para los vestidos con el espalda al descubierto yo prefieron un recogido bajo que no oculte la gracia del vestido pero Lea está fantástica así.

El diseño de Lea por delante y por detrás. Foto: Red Carpet Fashion Awards

En medio del mar de fuego, Cobie Smulders (nuestra canadiense favorita en How i met your mother) acaparó la atención con un fabuloso Alberta Ferretti en azul turquesa. No solo el color es fabuloso y le sienta genial a la tez morena de Cobie, el diseño de escote en uve tiene retazos de inspiración romana con tirantes anudados y pliegues en la falda.

Los pendientes, de Neil Lane (al igual que el collar de Dobrev) son una auténtica joya y junto con la media melena semiondulada le dan un aire muy años veinte.

Cobie Smulders pisa con fuerza al alfombra roja. Foto: gettyimages. com

Siguiendo con actrices de comedia, Kaley Cuoco parecía una muñequita con su encantador vestido negro de Romona Keveza. El diseño, de manga asimétrica, gasa bordada sobre un cuerpo negro palabra de honor; y falda de tul a capas con largo vals (por los tobillos aproximadamente) es precioso y sigue la estela iniciada hace varios meses con Black Swan.

La nota de color la pusieron los complementos, de un rojo coral (en mi opinión, mucho más acertado que un rojo puro). El cutch es de Judith Lieber (el bolso en cuestión es el “Mónica”) y los altísimos peep toes de plataforma los firma Guiseppe Zanotti.

No está nada mal para la “too midwest” Penny 😀

Sencilla y muy dulce Kaley Cuoco. Foto: gettyimages. com

Y atención a las uñas de Kaley, a juego con su vestido. La importancia está en los detalles.

La uña roja de Kaley Cuoco, un reflejo de su look, Foto: gettyimages. com

Y nos acercamos peligrosamente a los momentos previos a la gala. Apenas media hora antes de que jane Lynch saliera al escenario, Evan Rachel Wood hizo su aparición en el photocall con un deslumbrante Elie Saab negro.

Realmente no sé porqué nunca se me había ocurrido pero creo que el diseñador libanés encaja muy bien con el estilo gótico romántico de la actriz. Sabe como añadirle glamour a la particular visión de Evan Rachel Wood. Sea como fuere el vestido negro bordado estructurado (semirígido) con mangas casquillo y espalda baja es fabuloso y rescata ese aire de divas del cine de los 40 que tan bien le sienta a la actriz.

Evan completó este look de diez con unas plataformas peep toes de Salvatore Ferragano y joyas de Judith Leiber. En peluquería y maquillaje, se decantó por algo que ya es habitual en ella: ondas al agua pegadas a la cabeza y smokey eyes.

Evan Rachel Wood y su look de Elie Saab. Foto: gettyimages. com

Y como todo lo bueno se hace esperar, Sofía Vergara posó para los medios cuando apenas quedaban cinco minutos para que comenzara la gala (aunque la actriz ya llevaba un bien rato en la alfombra roja).

En cuanto vi su Vera Wang coral me enamoré de él. El traje de crepé con escote asimétrico y anudado al hombro y a la cadera (y centrando, por consiguiente la atención en esos dos puntos para potenciar las curvas de la latina) con cuerpo sirena está hecho para Sofía Vergara. Además el color le sienta estupendamente y realza su moreno, con lo que está aún más estupenda.

Pero sin embargo, lo que más me gusta de su look son sus joyas. Tanto el brazalete de oro como los pendientes y el anillo de esmeraldas quitan el hipo. Aunque, por lo general no me gustan los pendientes grandes, los de Sofía Vergara son simplemente preciosos.

Sofía Vergara fue la mejor vestida de la noche gracias a Vera Wang. Foto: gettyimages. com

Después de Sofía la gala comenzó y la atención pasó de la alfombra roja al escenario del teatro en el que Jane Lynch presentó la 63º gala de los Primetime Emmys.

¿Vosotros con cuál os quedáis? Y más importante, ¿a quién echáis en falta?

Anuncios