Etiquetas

, ,

Después de ese increíble final de la temporada pasada, Fringe ha vuelto pero como pasa siempre en esta serie; las respuestas solo te llevarán a más preguntas. Después de lo visto a lo largo de estas tres temporadas se crearon muchas teorías sobre Peter Bishop, su localización y sobre todo, sobre los primeros hombres y la máquina y el puente, ese puente tan necesario entre los dos universos y que sin embargo, desde la no-existencia de Peter se ve tan lejano.

Se ha nombrado a esta temporada un reinicio de la serie, sin ser asimismo un reinicio y por eso, y porque empecé el blog hace apenas dos meses comienzo mis reviews en el 4×01 Netiher here not there, ¿queréis uniros a mí? ¡Pues adelante!

Foto: Fringefiles. com

En primer lugar he de decir que este capítulo me gustó bastante la primera vez que lo vi y me gustó un poco más en el revisionado y ya un poco más en frío. La decisión de contarnos la vida de los personajes que hemos aprendido a querer a lo largo de casi setenta capítulos sin Peter es osada y lo es más el hecho de no resolver la no-existencia del pequeño Bishop en el primer episodio de la temporada. Otras series que han hecho “desaparecer” a alguno de sus protagonistas se han apresurado a traerlo de vuelta en seguida haciendo que lo que parecía tan importante y tan grave se quedara en nada. Además, este no es un reinicio sin más porque, como nos recuerda el agente Lincoln Lee: “one of this things it´s not like the others” (una de estas cosas no es como las demás; o lo que es lo mismo, hay algo que no encaja. Todo el capítulo es un It´s a Wonderful Live! (Qué bello es vivir) pero contado desde la perspectiva de los habitantes de Bedfort Fallsy no desde el de James Stewart (un Peter que nunca deseó dejar de vivir). Pero me estoy apresurando y es mejor que vayamos viendo los detalles tal y como fueron llegando a nuestras retinas.

Comenzamos el capítulo donde se quedó el anterior, con los personajes de ambos universos. En este caso son Olivia y Altivia que intercambian archivos y están de lo más hosco. Obviamente ninguna de ellas recuerda a Peter así que cuando Altivia se intercambio por Olivia (sí, a pesar de que no había un Peter hubo un traspaso de ellos a nuestro mundo, lo cual resulta interesante ya que Olivia no parece hablar de ella estando en el universo alternativo), no pudo ver lo bueno y maravilloso que había en nuestro universo y no pudo empatizar con nosotros lo suficiente como para querer salvarnos (y otra cosa, sin Peter no existe el pequeño Henry). Además, ninguna confía en la otra (mal vamos si las dos riberas del río no están de acuerdo en nada, me parece que el puente va a salir muy enclenque). Y justo cuando se van aparece Peter. Juro que en ese momento me dieron ganas de gritarle a Olivia para que se girara y viera a esa figura holográfica de un solo segundo de duración que es Peter.

Foto: Fringefiles. com

De ahí pasamos a una cafetería vacía en el que The Observer se reúne con otro de sus colegas (un superior, a juzgar por la conversación). Me extrañó verlos reunirse en un sitio completamente vacío pero supongo que ellos tienen sus métodos para no ser molestados. Sea como fuere, The Observer y su colega-jefe hablan sobre ciertas “interferencias”. Parece ser que aunque Peter fue borrado del tiempo todavía quedan restos de su existencia (¡y donde hay restos hay esperanza, recemos por un regreso de Peter!). The Observer tiene que arreglar lo que él empezó (cuando interrumpió a Walternate y provocó que no viera cómo su fórmula funcionaba y desencadenó que Walter fuera al otro universo,etc.). Después de coger el boli mágico que le da su jefe (¿es que piensa borrarlo con una goma, como si fuera un dibujo? Y ¿cómo lo va a encontrar? Porque apareció durante un segundo y luego se desvaneció). The Observer, inexpresivo como siempre, acepta (qué obedientes son estos chicos).

Después de una nueva y maravillosa cabecera (el mundo reseteado es dorado no azul corporativo, interesante dado que el dorado es un color cálido y en este mundo se ha ido justo lo que le daba algo de calor) nos vamos a Connecticut con… Lincoln!! He de reconocer que soy fan suya desde que apareció en la segunda temporada, en ese Over There fantástico; y me parecía necesaria su presencia en nuestro universo. Es u buen agente, es inteligente y puede formar un buen equipo con Olivia. El caso es que este Lincoln es un poco más gris que el otro; más burócrata, al menos en apariencia. Él y su compañero, Robert persiguen a un traficante de armas cuando un hombre con la piel translúcida ataca a Robert y lo mata. Lincoln lo presencia pero lo único que puede hacer es ver morir a su compañero cuya piel se vuelve algo translúcida además.

Mi primera impresión al ver al atacante (al que llamaremos El Translúcido) fue que era un shapesifter, pero luego recordé que los shapesifters no tenían la piel translúcida, mataban a sus víctimas antes de tomar su forma y sobre todo, no quemaban la piel de sus víctimas. ¿entonces? La cara de El Translúcido me recordó a John Scott y a la degeneración de sus tejidos. ¿Es posible que este Translúcido tenga el mismo problema, que se esté descomponiendo en pedazos?

Foto. Fringefiles. com

Olivia ha llegado para averiguarlo y comprobamos que ella y Lincoln no se conocen de nada, lo cual es extraño incluso aunque ella nunca hubiera ido a la otra dimensión porque en nuestro universo ambos se conocieron durante el capítulo Stowaway (el mismo en el que William Bell se introducía en Olivia). Hay dos observers en la escena del crimen, The Observer y un compañero. Su compañero reacciona como lo haríamos nosotros, extrañado, pero The Observer responde que nunca se conocieron, no hubo caso de la mujer que no podía morir ni William Bell en el cuerpo de Olivia. En su charla con Lincoln descartamos que no El Translúcido no tenía ningún dispositivo así que, no pude ser un shapesifter, ¿o sí?

Me gusta este Lincoln que no se conforma con las respuestas que le da Olivia y quiere saber qué esá pasando y sobre todo porqué se llevan a su compañero. Y me encanta cuando le pide a Olivia hablar con otra persona que sea más comprensiva y ella le responde que no hay nadie más, que solo está ella. Qué sola se debe de sentir sin Peter. Tengo la impresión de que a Olivia no le ha ido bien en la vida y que no solo le falta Peter, espero que no le hayan hecho nada malo a su hermana y a su sobrina pero tengo un mal presentimiento.

Otra cosa que me llama la atención de la escena es que la que viene es Astrid y no Walter, ¿dónde está él? ¿Sigue en St. Claire´s? Supongo que no porque sino no podría trabajar en la división especial (al menos siguen manteniendo la Fringe division) pero aún así es extraño. ¿Sin Peter, Walter no está autorizado a salir a la calle?

La respuesta está a la vuelta de la esquina, Walter está en Harvard. Y demostrando que es único, presiente que hay algo distinto, que hay algo que no está como debería desde que se encontraron con los del otro universo. Pero, es Walter, y enseguida cambia de tema. Lástima porque yo tenía la sensación de que su instinto paternal fuer lo suficientemente fuerte como para hacerlo perseverar e investigar. Pero a este Walter le falta chispa, le falta iniciativa, locura, vida. Sin Peter parece apagado. Me encanta su experimento con el pájaro al que trae de la muerte, me recordó al experimento del Walter malvado del capítulo Brow Betty (segunda temporada) y sus muertos cantarines.

Lincoln, que ha seguido a Olivia hasta Harvard, se queda patidifuso con lo que ve (yo también lo estaría si un pájaro reviviera momentáneamente ante mis ojos). Olivia y él discuten ya que Lincoln no debería estar ahí (aunque le necesitan, puede que Olivia no lo quiera ver pero le necesitan para juntar el puzzle y llegar a tener a Peter de vuelta). Lincoln, en una maniobra tan baja como eficaz chantajea a Olivia con que no le ha contado todo (mentira cochina pero Olivia se lo traga); así, cuando Broyles avisa de que hay otro cuerpo, Olivia se lo lleva al terreno.

Walter tampoco va esta vez, ni siquiera tiene la más mínima curiosidad por ir (este Walter no es mi Walter) así que Astrid coge su auricular con minicámara incorporada y se va con los chicos.

Al llegar, Lincoln demuestra que sabe mirar y gracias a él consiguen una foto de El Translúcido. Sin embargo su mejor momento fue su frase: one of this things is not like the others. Qué razón tienes Lincoln, porque aunque todo parece como siempre, claramente hay cambios, pequeños cambios, y un gran vacío. Es curioso lo mucho que cambia nuestras vidas una sola persona.

Lincoln consigue un acceso y descubre que no han sido solo dos cadáveres. Olivia le enseña (y a nosotros) un almacén con varias decenas de cuerpos. Las muertes empezaron hace tres días (¿un solo hombre ha matado a tanta gente en tres días? ¿Qué demonios está pasando? Y sobre todo ¿Qué están buscando?) Lincoln cuenta que su compañero era su familia, esa que no pensó que tendría. Y Olivia no dice nada porque no tiene familia (cada vez estoy más convencida de que su hermana y su sobrina no están vivas); y otra vez nos da una nueva. Su compañero tenía que tomar unas pastillas de hierro, ¿estamos ante un magneto?

Y la acción da un salto de la trama principal a la otra historia del episodio, The Observer y su plan. Ya casi me había olvidado de él cuando lo vi comprando todo ese montón de trastos. Curiosamente lo primero que me vino a la cabeza fue ¿esta gente tiene dinero para pagar las cosas? Porque yo nunca los he visto pagar nada. Aún así lo importante no es cómo lo paga, sino qué compra. Porque nuestro amigo The Observer está empelado en seguir adelante con su misión y borrar a Peter definitivamente, algo que no puede hacer porque si lo hace, ya pensando de forma fría, se acaba la serie. Además, Walter está empezando a recordar a su hijo y ya ha pagado bastante por lo que hizo y necesita tener una vida vida (y Olivia ya ni te cuento, que la pobre lleva toda su vida sufriendo).

Foto: Fringefiles. com

Dejamos a The Observer y su misión para volver al laboratorio en el que no está Walter. Aquí descubrimos que Walter tiene pánico a salir del laboratorio (supongo que después de escapar a un internamiento psiquiátrico de 17 años teme que si sale a la calle lo devuelvan allí) y que Olivia se ocupa más de Walter, muestra más abiertamente su cariño hacia él.

Mientras Astrid y Olivia buscan a Walter sin éxito, Lincoln lo encuentra sin buscarlo. Walter sale del tanque completamente vestido; eso significa que no se ha sumergido para ninguno de sus experimentos (además no hay ningún cuerpo con el que hacer conexión, excepto Gene, pero no creo que a Walter le interese una conversación sobre hierba). Walter ha visto a un hombre en un espejo que desapareció delante de sus narices. Como Walter sufre de delirio persecutorio se encerró en el tanque.

Al principio pensé que ese hombre era Walternate pero Walternate vendría y haría algo; The Observer podría ser el hombre misterioso pero entonces me llegó la respuesta obvia: ¡Peter! Tiene que ser Peter, llamando a su padre, pidiéndole que le recuerde porque sabe que él ese el más sensible a este tipo de cosas.

Lincoln sigue en su estado de estupefacción constante y Olivia le recuerda que es un hombre bueno y brillante que no tenía a nadie (ejem, Peter) que lo atara al mundo. No quieren que nos olvidemos del tema central del capítulo (y de la temporada) en ningún momento. Y si la conversación de Lincoln y Olivia no fuera suficiente, Walter lo remata cuando señala que es triste cuando algo se interpone entre dos personas que están destinadas a estar juntas (esas dos personas son Peter y Olivia, no Altivia). No te preocupes Walter, tú traerás a Peter de vuelta.

Después del recuerdo a la memoria del inexistente Walter descubre que todos los muertos tenían alguna dolencia relacionada con metales pesados (con envenenamiento por metales pesados para ser más exactos) y que El Translúcido, de alguna manera, se los chupó. Sin embargo no tiene ni idea de qué puede ser El Translúcido; me da a mí que la falta de Peter ha hecho de Walter un hombre menos arriesgado y por lo tanto, menos brillante.

Ahora que ya sabemos que El Translúcido necesita metales es hora de que lo veamos en la trastienda de su casa. Efectivamente, se está inyectado algo y ¿qué tiene en el brazo? Es como un botón metálico, como un interruptor. O sea, que puede que sea un shapesifter después de todo, una máquina del otro universo. Después de inyectarse la sustancia amarilla, El Translúcido anota algo en una libreta. Me da a mí que esto es un experimento y estos chicos solo son los sujetos de prueba.

La inyección parece funcionar porque después de unos temblores, a El Translúcido le crece una uña bajo su capa de piel transparente. Una uña corpórea (si estos shapesifters crean un cuerpo sólido no necesitarán varias identidades distintas y podrán camuflarse mejor entre nosotros). Eso implicaría que estas criaturas llegan aquí siendo poco menos que una sombra y necesitan el metal para fijar sus músculos, huesos y tejidos y convertirse en seres corpóreos.

De vuelta en el laboratorio, los chicos se han vuelto existenciales. Lincoln está ofendido por la noticia de que ninguno de los cuerpos va a ser devuelto y de que a los familiares se les notificará que sus seres queridos están desaparecidos. De ese modo, según Lincoln, vivirán con un vacío toda su vida, sin saber dónde está su familia. El nuevo y pesimista Walter le dice que la gente muere y que algunos lo hacen dos veces. Eso significa que Peter nació pero que se murió cuando era niño por culpa de esa extraña enfermedad, y que murió en ambos universos.

Siguiendo la investigación, Olivia y Lincoln descubren que El Translúcido escoge a sus víctimas a través de la red de ferrocarril, lo que significa que trabaja en una estación de tren. Olivia pone en marcha el operativo para capturarlo.

Foto: Fringefiles. com

Mientras montan guardia en la estación de tren de Avon (Massachusetts), Olivia se sincera con Lincoln y descubrimos que Walter no pudo salvar a John. Es curioso porque Walter sí que llegó a salvar a Walter cuando Peter vivía, y fue gracias a Peter y a las charlas que ambos mantenían. Pero no hay tiempo para más porque El Translúcido ha sido visto cerca de allí y es hora de cogerle. Dos oficiales han ido en su búsqueda y los dos caen. Mientras Lincoln se queda con el herido, Olivia se va en busca de nuestro amigo. El Translúcido está quemando unos documentos con la energía que genera su botón mágico (o sea, que sí que son máquinas, funcionan por impulsos eléctricos) cuando Olivia lo encuentra. Ambos pelean y Olivia tiene todas las de perder (¿es cosa mía o se ha vuelto algo más débil, menos buena en la lucha?). De forma estúpida e ilógica, mientras a Olivia le daban una paliza me acordé de los experimentos del cortexipham, si Peter nunca fue salvado, entonces nunca experimentaron con Olivia ni la trataron con la droga que le dio esas habilidades especiales.

Gracias a Dios consigue recuperar su pistola, que se le cayó en la pelea, y mata a El Translúcido. Me alegra ver que estos bichos pueden morir, sobre todo porque el agente herido le cuenta a Lincoln que todavía queda uno de ellos hay fuera. Así que Lincoln, después de escuchar los disparos y comprobar que Olivia sigue viva (me gusta como se sube a un vagón de tren para mirar por la ventana y ver a Olivia reflexionando sobre lo que ha hecho).

Lincoln derriba al otro sin pestañear y mientras se los llevan le pregunta a Olivia lo que todos preguntaríamos: ¿quiénes son? Y me encanta la respuesta de Olivia, lo importante es preguntar qué son. Al fondo otra Translúcida los observa y se cura sola (parece que los sujetos de la fase dos están teniendo éxito).

De vuelta a su vida real Lincoln recibe una carta oficial y un certificado de defunción. Su compañero va a ser devuelto a su familia para que tenga un entierro digno. Como es un buen hombre decide agradecérselo en persona a Olivia y se va al laboratorio. Allí, Walter está examinando el cadáver del Translúcido y encuentra un dispositivo. Así que, después de todo sí que era un shapesifter aunque uno híbrido, mitad humano mitad máquina. Sin embargo Walter considera que no están funcionando (porque todavía no vio a la chica Translúcida). Además, añade que este tipo de tecnología solo puede proceder del otro lado, de la mente de Walternate. Lincoln, que a pesar de lo que lleva visto en este capítulo todavía no ha aprendido la lección pregunta sobre los shapesifters y su origen (pobrecillo, está teniendo su bautismo fringeaniano en menos de tres días, espero que sobreviva).

Olivia responde que los shapesifters no son de China y como, es mucho más fácil verlo que explicarlo se lleva a Lincoln hasta el puente (a los pies de la Estatua de la Libertad, más concretamente) y le consigue una identificación (dos detalles: uno, me encanta la pregunta sobre las enfermedades mentales, creada específicamente a raíz de Walter Bishop; y dos, ¿os habéis fijado en la hoja que sale en la pantalla en la que Lincoln tiene que poner su mano? Es la misma que salía en el primer episodio en Massive Dynamic, lo que significa que Nina Sharp tiene que estar detrás de esto pero sin embargo, no hay ni rastro de Nina a lo largo de todo el capítulo).

Mientras están en la zona de descontaminación, Olivia, en un derroche de confesión (desde que no está Peter esta chica está desesperada por hablar con alguien) le cuenta que ella se unió a la Fringe Division porque sentía que allí podría llenar su agujero y responder a esas preguntas que tenía dentro. Pero claro, eso era cuando Peter existía, ahora que no está ni muerto ni vivo, el agujero sigue ahí.

Una vez limpios Olivia y Lincoln se dirigen al centro de la sala. Me llama la atención que la máquina siga al fondo y me pregunto cómo la pondrían en marcha dado que Peter nunca pudo hacerlo. ¿Quizás Walter la programó para que respondiera a su propia sangre? Y aunque Olivia se ha mostrado muy abierta con Lincoln en el plano personal, lo de explicarle todo sobre las dos dimensiones es otro cantar. El pobre Lincoln está más perdido que un pulpo en un garaje cuando ve aparecer a Altivia y sobre todo cuando se fija en que, en un lado del edificio, está nublado y hay zepelines, mientras que en el otro brilla el sol. Debo decir en defensa de Altivia que durante la acusación de Olivia de que hace bien en no confiar en ellos porque siguen mandando nuevos shapsifters ella parece no saber realmente qué está pasando. Parece que Walternate sigue teniendo una agenda secreta en el otro mundo y que no le ha comentado a nadie que él es el responsable de mucho de lo que está sucediendo.

Y justo entonces The Observer vuelve para recordarnos que puede acabar con todas nuestras esperanzas con solo apretar un botón. Mientras Walter está en su laboratorio y se dispone a ir a la cama (sin Peter para compartir una casa con él y cuidarle, Walter no tiene donde dormir así que supongo que su laboratorio de Harvard es el lugar más seguro que conoce), The Observer abre un maletín y activa la máquina que borrará a Peter del tiempo. Y aunque inconscientemente sabía que no podía hacerlo, todo mi cuerpo temía que fuera a hacerlo. Y me acordé de su antiguo compañero, el observer que murió protegiendo a la chica a la que había estado vigilando toda su vida (el capítulo August, el octavo de la segunda temporada). The Observer lleva muchos años estudiando la vida de Walter y de Peter, tiene que haber desarrollado algún tipo de conexión emocional con ellos porque, por mucho que se diga, ningún científico es capaz de hacer una investigación de campo durante tantos años sin involucrarse.

Foto: Fringefiles. com

Al final The Observer recapacita y decide apagar la máquina, (no debió construírla en primer lugar, y espero que la destruya para que nadie más pueda utilizarla). Porque, a pesar de lo que diga el jefe, hay accidentes que no son errores, y como nos lleva recordando este capítulo desde que empezó, el mundo, ambos mundos, eran mejores cuando él existía.

Y entonces volvemos con Walter, que después de tomarse su leche y su ración de drogas diarias, se dispone a dormir. Pero entonces, Peter se aparece en el televisor. Por un microsegundo pensé que Walter recordaría algo, aunque fuera una cosa pequeñita y se alegraría. Pero no, este Walter no es el viejo Walter y teme hasta a su propia sombra así que se asusta y rompe la televisión. La verdad es que me da mucha pena verlo tan destrozado, tan perdido pero no quiero que deje de ver a Peter y espero que Olivia empiece a verlo pronto porque sino no hay esperanzas (por mucho que The Observer se haya echado para atrás).

Me vienen mil y una preguntas a la cabeza, ¿The Observer ayudará a Walter a recordar a Peter? ¿Dónde está Nina Sharp? Ella era la asistente de William Bell y Bell y Walter trabajaron juntos antes de que Peter enfermara. Ahora que Peter está muerto ¿significa que Nina y William Bell se distanciaron de Walter? ¿Bell está vivo? (ojalá que sí porque sería genial volver a ver a Leonard Nimoy).

Deduzco que Peter va a tardar unos cuantos capítulos en volver, más o menos como cuando Olivia estuvo retenida en el otro lado. Solo espero que poco a poco consigamos traer pequeños pedacitos de él. Depués de todo, la palabra que formaban los glyphs para este capítulo era Appear y eso solo puede significar que Peter tiene que volver.

Lo más flojo del capítulo ha sido para mí la trama policial; sí es entretenida y me ha generado algo de intriga pero no era difícil deducir que era algún tipo de tecnología del otro lado, y ya hemos escuchado muchas de las respuestas varias veces así que se me hizo algo repetitivo. Aún así, entiendo su sentido en este falso piloto.

Después de ver el capítulo me parece la forma más adecuada de empezar esta nueva etapa, lo dije al principio de la review y lo recalco ahora. Necesitamos tomar conciencia de los cambios que se han producido en los personajes y tenemos que sentir la ausencia de Peter porque solo así será importante. Además, de esta forma la serie respira un poco y relaja su ritmo que ha sido trepidante en sus tres primeras temporadas (cortexiphan, universo alternativo, niño robado, vidas intercambiadas, destrucción inminente del mundo…)

La música de Giacchino ha estado estupenda como siempre, igual que la cabecera. Y tanto Anna Torv como Seth Gabel lo hacen estupendamente (Torv tan fría como al comienzo de la serie pero a la vez tan desesperada por entablar lazos con alguien y tan tierna con Walter, fantástica). Pero el que se ha salido, como siempre es John Noble. No sé como lo hace pero cambia la postura corporal y apaga su tono de voz y consigue incluso que sus ojos sean más tristes. Este hombre se merece un Emmy ya.

A falta de que lleguen los premios el año que viene, la semana que viene tendremos una nueva oportunidad de disfrutar con ellos otra vez (o igual con los del universo alternativo, siguiendo el patrón iniciado la temporada anterior). ¡Os espero!

Anuncios