Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Un año más, Los Ángeles desafió al frío del invierno y brilló bajo el sol para acoger la 69 edición de los Globos de Oro, la, cada vez menos, hermana pequeña de los Oscar.

Ricky Gervais fue una vez más el maestro de ceremonias de la gala a pesar de que el año pasado sus ácidos comentarios ofendieron a más de un invitado. Con todo, la competición comenzó en la alfombra roja de la Asociación de Prensa extranjera donde las estrellas del panorama audiovisual actual desfilaron ante los medios de comunicación allí reunidos para lograr el preciado título de la mejor vestida.

No fue una pasarela de grandes trajes con escotes imposibles y colas. Las invitadas optaron por diseños monocolor con faldas suaves y caídas vaporosas sin hacer grandes excesos, destacando sobre todo los diseños palabra de honor. A pesar de todo, sí que se pudieron apreciar ciertos toques de elegancia y distinción entre algunas de las invitadas.

En la noche más dorada de enero predominó el color champán, favorecedor tanto a morenas como a rubias. Con él acertó Angelina Jolie, deslumbrante y regia en un Atelier Versace con detalle en rojo. El diseño realza su faceta más seria y formal que se vuelve salvaje con el detalle de color y la abertura de la pierna.

Angelina Jolie posa ante los medios. Foto: gettyimages. com

También Jessica Chastain, nuevo rostro de moda y un descubrimiento reciente en el mundo de la interpretación optó por el champán (en un tono más apagado) para hacer su aparición. El traje, de Givenchy adornado con miles de perlas, refuerza la imagen clásica que Chastain ofrece.

El diseño de Jessica Chastain sigue la línea del que Cate Blanchett lució en los Oscar. foto: gettyimages. com

Su melena pelirroja es el mejor complemento para contrarrestar la palidez de su piel y el color del vestido. Aunque el peinado le confiere un aspecto más duro del que tiene.

Kate Beckinsale demostró una vez más que, aunque en el terreno de la interpretación no está cosechando grandes éxitos, a la hora de desfilar por las alfombras de los festivales y premios, es una de las ganadoras. Su vestido de Roberto Cavalli palabra de honor con escote strapless y falda sirena de múltiples capas, le otorgaba un aire de gran diva de los años cuarenta. El toque final lo dieron los grandes pendiente y el brazalete de oro blanco y diamantes.

Kate beckinsale, muy dulce enfundada en un Roberto Cavalli. Foto: gettyimages. com

Las latinas pusieron el toque racial encabezadas por Salma Hayek, quien, con un fabuloso traje de Gucci de insipración najava cosechó cientos de flashes. El escote palabra de honor recto realzaba su pecho sin sobrecargarlo de voluptuosidad, y la falda suavizaba la fuerza del bustier.

Salma Hayek sobre la alfombra roja. Foto: gettyimages. com

El toque final lo dio su melena despeinada, mostrando su orgullo mestizo.

También la colombiana Sofía Vergara acaparó la atención de los fotógrafos enfundada en un magnífico Vera Wang palabra de honor en tono azul medianoche con escote en forma de corazón y falda sirena que resaltaba sus curvas. La actriz de Modern Family aparcó los llamativos trajes de su álter ego y demostró que la elegancia está en saber explotar los puntos positivos de una mujer sin exponerlos de forma directa.

Sofía Vergara y su vera Wang. Foto: gettyimages. com

Como siempre, la actriz dejó su larga melena castaña sin recoger, suavizando el barroquismo del vestido.

El azul fue también el color escogido por la actriz hindú Freida Pinto, quien se presentó con un precioso diseño de Prada palabra de honor y falda acampanada adornado con un fino brocado del mismo tono que el vestido.

Freida demostró una vez más que los tonos fuertes le favorecen y completó su sencillo y perfecto outfit con un precioso collar de oro de Choppar y un finísmo recogido que debaja al descubierto su rostro.

Freida Pinto acudiendo a la ceremonia de entrega de los Globos de Oro. Foto: gettyimages. com

Una vez dentro todos los invitados disfrutaron de una velada en la que si bien hubo dos grandes vencedores, las estatuíllas fueron muy repartidas.

Anuncios