Etiquetas

, , , , ,

Ian Somerhalder podría estar interesado en participar en Fifty Shades Of Grey la adapatación cinematográfica de la trilogía del mismo nombre, que a su vez parte de un fan-fiction de Crepúsculo.

La novela, que se enmarca en el género erótico, relata la relación amorosa (con marcadas líneas sadomasoquistas) entre una universitaria a punto de graduarse y un tormentoso y misterioso hombre de negocios. Aunque nació como un fan-fiction (una novela hecha por fans a partir de los personajes o escenas de un libro) de Crepúsculo tras ganar notoriedad y formar un contrato para escribir un libro, su autora cambió las líneas de relato y se desbancó de las líneas marcadas por Stephenie Meyer, empezando por añadir sexo a la mezcla y eliminar el tinte sobrenatural. Viendo el potencial de los libros (que comenzaron imprimiéndose bajo demanda y ya cuentan con una trilogía) no es de extrañar que Ian no se niegue si le ofrecen el papel del protagonista masculino.

 El personaje mantiene ese aire de superioridad y dolor que comparte con su personaje de The Vampire Diaries, Damon Salvatore. Christian Grey es definido como un hombre de gran atractivo y seductor con un pasado de abusos y que ha desarrollado una personalidad controladora.

Resulta curioso que los caminos de Ian se vuelvan a cruzar con la saga de vampiros brillantes. El rodaje del episodio piloto de The Vampire Diaries coincidió con el rodaje de la primera parte de la saga Crepúsculo y el propio Ian Somerhalder hace un chiste sobre Edward Cullen y los vampiros brillantes en el cuarto episodio de la serie.

Anuncios