Etiquetas

, , , , , , , ,

A simple vista parecen instrumentos inofensivos: un cilindro de madera hueco y alargado y cubierto en su extremo por cuero. Sin embargo, los bongos se han convertido en esa temporada en el símbolo de la rebeldía de la comedia estadounidense.

 Los bongos se hicieron populares a principios del siglo XX y han evolucionado hasta quedar asociados al mundo hippie y a la supresión de las normas. Por ello no es de extrañar que cuando Shledon Cooper (‘The Big Bang Theory‘), uno de los hombres más brillantes y frikies del planeta; y con síndrome de Asperger y un Trastorno Obsesivo-Compulsivo que haría temblar al Jack Nicholson de “Mejor Imposible” ve como su mundo perfectamente estructurado se debilita por no poder cortarse el flequillo se haga con esta herramienta del mal (episodio 5×18, The Werewolf Transformation).

 

 Un par de semanas antes otro gran dictador del orden, Schmidt (‘New Girl‘), decidió tomarse unas vacaciones de sí mismo y practicar la filosofía del mundo libre. Empujado por Jess a hacer algo impulsivo, Schmidt deja su trabajo rodeado de mujeres con poder, sus trajes caros y perfectamente planchados y su pulcritud y se lanza a la vida nómada en las playas de California. Sucedía en el capítulo 1×16, Control.

Pero ninguno de ellos fue tan osado como Homer Simpson. En el capítulo 6×13 titulado And Maggie Makes Three, Homer consigue por fin marcharse de la central nuclear de Springfield y lo celebra tocando una hipnótica melodía con la cabeza del señor burns como instrumento.

Homer “toca los bongos” con el Señor Burns. Foto: http://fuckyeahspringfield.tumblr.com/

Anuncios