Etiquetas

, ,

Decía pablo Picasso que los grandes artistas copiaban y los genios robaban. Steve Jobs fue un genio, y el documental ‘La entrevista perdida’ (que se estrena el día 4 de junio a las 23:05 en España gracias a Canal Plus) nos muestra su visión en un momento en el que no formaba parte de Apple, y su propia empresa estaba a punto de quebrar.

La entrevista, grabada en 1995 recoge la esencia de la política de Steve Jobs y se remonta a sus primeros trabajos para presentarnos el origen de su pensamiento.

Durante sus últimos años y con su muerte, la figura de este californiano vestido siempre de negro cual “cuervo” de ‘Game Of Thrones’ se mitificó hasta límites extremos. Llegó a ser un guía para cientos de miles de personas, que abrazaron Apple como si de una religión se tratara.

En ‘La Entrevista Perdida’ descubrimos de dónde sacó Jobs su preocupación por el bienestar del empleado. Además, mediante una sencilla metáfora, explica su concepto del trabajo en equipo (los empleados son piedras brutas que van chocando unas con otras hasta limarse y convertirse en trabajadores más brillantes).

Jobs es un gran narrador de historias y por ello, a pesar de que la realización del documental solo cuenta con planos suyos (muy limitados y que seguramente en otro tipo de programas y situaciones sería insostenible), el visionado no se hace pesado o aburrido. Sus gestos, su cadencia de voz y la forma de estructurar su narración (como por ejemplo cuando explica su visita a Xerox Parc.

Jobs planteaba un futuro negro para Apple en esos, años. Y es refrescante su reflexión sobre sus propios defectos y fallos a la hora de haber perdido su cargo en Apple.

No es necesario ser un appleadicto para disfrutar con esta obra ni conocer a fondo la figura y pensamiento de Steve Jobs. Los neófitos se encontrarán con un visionario sin el peso del público en sus hombros y sin pelos en la lengua.  A pesar de su orgullo es humilde y se responsabliza de sus errores (“contraté a la persona equivocada” dice sobre Sculley, el hombre que le destituyó de Apple).

Además sorprende ver que Jobs se define a sí mismo como un Hippie, frente a los “nerds”. Su explicación la dio @endans en una charla posterior. Los nerds en realidad no son toda la población y se centran por asuntos demasiado técnicos y alejados de la sociedad.

Ya sabéis, el lunes, a las 23:05 no os perdáis a Steve Jobs.

Anuncios