Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Camisas, calzoncillos, jerseys, vestidos, algún libro, dvds, una pulsera, una cartera, un viaje a Disneyland… son regalos comunes en los cumpleaños. Sin embargo, cuando tienes un hijo friki, los regalos comunes no son suficientes.

Esta es una wish list de regalos que serían perfectos para convertir a tu pequeño hijo en el friki que debería ser.

Siete años

Esta es la edad en la que deben empezar las buenas aventuras, por eso es importante vivir ‘La historia interminable’. Se aprenden valores como la amistad, el dolor, la pérdida, la responsabilidad, y además, nadie puede decirle que no a Fuyur.

Ocho años

Es el momento de la mascota, pero no una cualquiera porque esta no es una lista cualquiera. Un gremling es la mascota perfecta. Son buenos, cariñosos, dulces, inocentes y una cucada.

Gemlin, regalo friki

Son autosuficientes y no necesitan ser vigilados constantemente. Solo hay tres reglas básicas para cuidar a un gremlin (o mogwai): está prhibido alimentarle después de media noche, nunca debe beber o entrar en contacto con el agua y no puede darle la luz del sol.

DIEZ AÑOS

¿Qué tal un intercambio escolar a la inversa? En vez de enviar a los niños a Inglaterra o Irlanda en verano, una buena opción es traer a casa una criatura llegada de una civilización. E.T. es un gran candidato, aunque perdido y con morriña al principio, en seguida demuestra ser cariñoso, abierto, noble. Y puede hacer que las bicicletas vuelen.

Doce años

Es el momento de que los niños viajen y conozcan el mundo que les rodea. Para conocer el presente hay que dominar el pasado, y en ‘Jurasic Park’ conocen mejor el pasado que nadie. Un día en el parque es una experiencia inolvidable. Eso sí, que no lleven al mogwai, es una zona bastante lluviosa.

Raptor en la cocina

catorce años

La adolescencia es la dueña de esta etapa. En el colegio los niños empiezan a presumir de gadgets informáticos y reivindican su independiencia uniéndose a grupos. Un monopatín volador será, no solo la envidia de todos sus compañeros sino también un magnífico gadget que podrá usar toda su vida.

Quince años

Aunque digan que ya son mayores, en el fondo todavía son unos niños, solo que se han olvidado de lo bien que se lo pasaban de jóvenes. Es el momento de hablar con el vecino, el señor Szalinski para que active su máquina. Sin salir del jardín de casa los niños se sentirán otra vez como en ‘Jurasic Park’.

Honey, I shrunk the kids

DIECISÉIS AÑOS

A esta edad las máquinas y videojuegos ocupan todo el tiempo. Además, les encantan los ordenadores y la programación así que, ¿por qué no conseguir que conocen los ordenadores desde dentro? Tron es todo eso y más, una aventura arriesgada y peligrosa que no deben perderse.

DIECIOCHO AÑOS

Por fin se pueden sacar el carnét de conducir y no tendrás que estar llevándolos de un lado para otro todo el día. Dáles el viejo Delorean del garaje, seguro que le dan un buen uso. Pero cuidado, no se debe interferir en el pasado.

DIECINUEVE AÑOS

Si lo has hecho bien, probablemente a estas alturas elija una de estas carreras: científico loco, arqueólogo o cazafantastma. Por lo tanto para su  decimonoveno cumpleaños, lo ideal sería regalarle algo, acorde a su futura profesión.

Un látigo y un sombrero de felpa, un laboratorio secreto o un disparador nuclear de protones son tres buenas opciones.

Por último, asegúrate de tener en casa varios droides de confianza (uno de ellos de protocolo) porque nunca se sabe a qué clase de gente conocerás.

Anuncios