Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

En la madrugada de ayer se celebró la 64 edición de los premios Primetime Emmy en Los Ángeles y la alfombra roja tuvo unos pocos aciertos y muchos resbalones.

Amarillo y rojo fueron los colores estrella de la noche. El color que en España asociamos a la mala suerte se alió con el dorado de la estatuílla de los Emmys para hacer brillar a las actrices que apostaron por ese tono.

La actriz de ‘New Girl’, Hannah Simone apostó por la sencillez con un Emilio Pucci que resaltaba su piel morena. Para añadirle el toque de sofisticación perfecto, Hannah apostó por unos pendientes de oro e incrustaciones.

Emilio Pucci 2012

Una de las triunfadoras de la noche, Julianne Moore, también se atrevió con el amarillo. En su caso, el Christian Dior era muy sobrio pero realzaba su figura y le daba un aire de solemnidad.

Christian Dior 2012

Julie Bowen acaparó todos los flashes con un vestido de palabra de honor de Monique Llhullier. El detalle de la falda es lo que hace que el traje pase de anodido a perfecto. Ella estaba radiante, aunque la sombra de ojos menos marcada habría quedado mejor.

Monique Llhullier 2012

Por último Kaley Cuoco volvió a acertar. Con un look más adulto que el presentado el año pasado, la actriz estaba preciosa enfundada en el diseño de Ángel Sánchez. Aunque en su piel tan clara el amarillo no es una opción segura, el color del vestido el pefecto.

Para mantener la frescura de Penny, Kaley acompaño el vestido con una trenza despeinada.

Angel Sanchez 2012

Entre las vestidas en tonos rojos y borgoñas destaca Julia Louis-Dreyfus con un Vera Wang hecho para triunfar. Sobre un bustier palabra de honor la gasa conertida en tirantes le sienta estupendamente.

Vera Wang 2012

Jessica Lange revivió el glamour de los cuarenta y a Barbara stanwyck en ‘Perdición’ con su traje de J. Mendel y sus gafas de sol de nácar.

El vestido-túnica coral de manga asimétrica tenía una ligera inspiración India y encajaba a la perfección con el final del verano.

J. Mendel 2012

Anna Gunn apostó por Chopard y demostró que, si bien Skyler es una mujer cada vez más ensombrecida, ella tiene mucho que mostrar.

Chopard 2012

Además, en la alfombra roja hubo lugar a los estampados. Elisabeth Moss se desligó una vez más de Peggy Olson y mostró su nuevo corte y color de pelo con un Dolce & Gabanna de print floral.

El corte tail hem le sentaba de maravilla y le hacía más alta. Lástima su peinado, demasiado rubio para mi gusto, un tono más pelirrojo habría sido perfecto.

Dolce & Gabanna 2012

Julianna Margulies tenía que superar su aparición del año pasado pero su Giambattista Valli es, sencillamente, maravilloso. El vestido le sentaba de maravilla y tenía el punto exacto de riesgo. La pega: la marca del moreno, que se podría haber disimulado con un poco de maquillaje.

Giambattista Valli 2012Emilia Clarke, la “niña-reina” Daenerys Targaryen apareció con un Chanel blanco espectacular. El diseño tenía tintes barrocos en el bordado y en el corte de la falda, inspirado en el siglo XVIII.

Chanel 2012

Nicole Kidman estaba nominada por su miniserie ‘Hemingway & Gellhorn’ que emite Canal Plus y recuperó a su mejor versión con un diseño recto de Antonio Berardi. Acompañada de su marido, Keith Urban, la actriz combinaba esa fragilidad inherente en ella con la frialdad de las lentejuelas del vestido.

Antonio Berardi 2012

Desde que empezó a ser conocida gracias a ‘Mad Men’, la actriz Jessica Paré se ha aliado con el espíritu retro en sus apariciones públicas. Su Jason Wu con un hombro al descubierto  me recuerda a ‘L.A. Confidential’ y a Veronica Lake.

El moño bajo y las joyas son el complemento ideal.

Jason Wu

Por último, el azul tuvo su hueco en la gala. Hayden Panettiere apostó por un vestido túnica de inspiración India en azul y dorado. He de confesar que los saris son una perdición para mí pero este Marchesa de la colección primavera-verano 2013 es precioso. No solo estiliza a Hayden y le hace parecer más alta, sino que además tiene ese toque entre lo exótico y el cuento de hadas perfecto.

Marchesa colección primavera 2013

También Sarah Paulson confió en el azul Klein. Su Reem Acra es más sencillo, palabra de honor con falda de tul y cinturón negro, pero le sienta de maravilla y transmite la idea que ella quería dar: estoy nominada pero sé que no ganaré el premio.

Reem Acra 2012

Por último, Kiernan Shipka, nuestra adorada Sally Draper, fue sencilla y muy mona como debería ir una niña de 12 años. Un vestido sencillo en color azul hielo de Zac Posen, un toque de maquillaje en las pestañas y un bolso bombonera que es una delicia.

Zac Posen 2012

Anuncios