Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Después de haber analizado las tendencias y elegir a las mejor vestidas de la alfombra roja de los premios del Sindicato de Actores de Estados Unidos llega el momento de afilar nuestras lenguas viperinas y destripar esos conjuntos que, por una razón u otra, no cumplen las expectativas. ¿Comenzamos?

Nadie duda de que Morena Baccarin es una belleza y de que el día que decidió cortarse el pelo acertó de pleno pero estoy empezando a dudar de que tenga algún tipo de estilo a la hora de vestirse.

Su vestido lo firma Basi Soda, una firma casi desconocida y que si sigue así vestirá a Lady Gaga (tremendamente influyente eso sí) pero no a Cate Blanchett. El corte es sencillo aunque demasiado bajo, parece que Morena tuviera un cuello hidraúlico pero lo peor son los retales estampados que cuelgan de sus caderas cual pavo real en reposo.

Morena Baccarin Basil Soda

Una de las principales reglas cuando te vistes cada día (sea o no para una entrega de premios) es hacerlo en consonancia con tu edad. Jane Lynch tiene ya 52 espléndidos años, una edad fabulosa en la que la elegancia y el recato tienen que ir calando. Me parece bien que quiera arriesgar y ser moderna con algo de cuero o algunas tachuelas bien colocada pero el David Meister de estilo retro es más propio de la Madonna de los ochenta que de una mujer de 50.

Jane Lynch David MeisterLo de January Jones es para echarle de comer aparte; siendo Betty Draper es (al menos hasta esta última temporada) es el símbolo del buen estilo pero como ella misma toma decisiones que no siempre son acertadas. Para los SAG Awards escogió ir vestida de Prabal Gurung que realmente le hace parecer el clon de la reina Shopie Anne de ‘True Blood’. Personalmente, la combinación transparencia con las tiras negras crea una sensación gótica perturbadora y el tupé es el broche definitivo para querer salir corriendo.

January Jones Prabal Gurung

Sus compañeras de ‘Mad Men’ tampoco estuvieron atinadas. El vestido de Jessica Paré (de Jason Wu) la hace parecer más gorda, o mejor dicho, como si llevara por debajo algún cojín especial y los tirantes parecen haber sido puestos en el último segundo para sostener la mole.El peinado, aunque no sé termina de apreciar en la imagen, era de una altura escandalosamente suprema.

Jessica Paré Elisabeth Moss Jason Wu Dolce & Gabanna

Elisabeth Moss eligió a Dolce & Gabanna y no está fea (gracias sobre todo al magnífico maquillaje que lleva que impide ver otra cosa que no sean sus ojos) pero cometió un error de etiqueta garrafal: ir de corto a una gala nocturna y formal.

Elisabeth podía haber lucido ese conjunto sin problemas si la celebración hubiese sido una comida o si la etiqueta fuera menos rígida pero aquí no podemos permitirlo.

A Julianne Moore lo que la destierra a esta lista de por vestidas es un detalle muy tonto pero tremendamente básico: elegir un vestido una talla más grande. El Chanel Couture que lleva es, en sí mismo, un vestido bonito pero le queda tan grande (sobre todo en el escote) que parece que lo hubiera comprado de segunda mano.

Sé que antes de cada evento las actrices tienen a sus ayudantes para vestirlas y a alguien de la casa que firma su ropa en caso de tener cierto renombre por lo que el hecho de que nadie le subiera el escote y metiera un poco las costuras me parece inconcebible.

Julianne Moore Chanel Couture

Michelle Dockery, la siempre perfecta Lady Mary intenta quitarse de encima esa imagen recatada y rígida de su personaje en todas y cada una de sus apariciones y en este caso su vestido es demasiado.

Las transparencias pueden ser muy sugerentes y elegantes si están ben situadas pero tan cerca del pecho la sensación que provocan es que en cualquier momento vamos a vivir otro Janet Jackson en la Superbowl.

El maquillaje, tan marcado en ojos y labios la convierte en la compañera perfecta para January-vampira-Jones.

Michelle Dockery

EN menor medida, el Valentino de Rose Byrne no termina de encajar ni con la ceremonia ni con la propia actriz. Su cabeza resalta demasiado en los tonos pastel del vestido que a su vez no llega a conquistar. Quizás en primavera, cuando el sol haga resplandecer los colores, el traje sea más lucido.

Rose Byrne Valentino

¿Creéis que alguna no debería estar en la lista? ¿A quién más incluiríais?

Anuncios